Blogia
Abad Velasco

Certificado Energético y Domótica

Certificado Energético y Domótica

Consigue el certificado de eficiencia energética con tecnología domótica

La domótica ofrece diversos tipos de soluciones para obtener calificaciones elevadas en el certificado de eficiencia energética

A partir de marzo o abril –aún falta la aprobación definitiva del proyecto por parte del Gobierno- los propietarios de las viviendas, tanto nuevas como de segunda mano, deberán presentar el certificado de eficiencia energética para poder venderlas o alquilarlas.

Este certificado, que calificará los inmuebles según si son más o menos eficientes desde el punto de vista energético, servirá, en el caso de las más eficientes, para aumentar el valor de la viviendaya que el futuro comprador se asegura no tener que realizar ningún tipo de reforma para mejorarla en este aspecto-.

Las instalaciones domóticas son una de las principales herramientas que pueden asegurar la obtención de la calificación “A” en los inmuebles que dispongan de ellas. No en vano, uno de los objetivos perseguidos siempre por la domótica es, precisamente, conseguir el mayor ahorro aplicando diversas soluciones en el ámbito de la climatización, la iluminación, el agua caliente, etc.

Así, por ejemplo, y tal y como aparece en la guía que editó la Asociación Española de Domótica (CEDOM) relativa a este aspecto, en el ámbito de la iluminación es posible instalar sistemas que adaptan el nivel de iluminación según la presencia de personas o la luz solar que se detecte o controles automáticos inteligentes para el encendido y apagado de las luces –tanto interiores como exteriores- y el manejo de persianas, cortinas y toldos.

Otro ámbito en el que la domótica puede contribuir a fomentar el ahorro y la eficiencia es en la climatización del hogar. En este caso, los sistemas más eficaces son los que controlan la temperatura en función, por ejemplo, de la hora del día, de la presencia de personas, de la temperatura exterior, etc., y los que detectan si hay ventanas o puertas abiertas cuando está activado el sistema de calefacción o aire acondicionado.

De hecho, en la publicación se determina que la instalación de un sistema que gestione eficientemente la temperatura y la iluminación de una habitación de 20 metros cuadrados puede suponer un ahorro energético de hasta un 26%.

Igualmente, y en otros aspectos, hay sistemas que detectan fugas de gas o de agua, que facilitan el uso eficiente del agua, que permiten controlar y gestionar la producción de energía cuando ésta procede, por ejemplo, de paneles fotovoltaicos o aerogeneradores, etc.

Todos ellos son, sin lugar a dudas, elementos que, una vez aprobado y puesto en vigor el certificado de eficiencia energética, no sólo seguirán suponiendo una mejora en la calidad de vida del propietario o el inquilino de la vivienda, sino que mejorarán notablemente su valor en el mercado inmobiliario.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres